full screen background image

Pagina nueva 1
 
 

 

SITUACIÓN:

Royuela, está situado en el sector central de la Sierra de Albarracín, a 49 km de distancia de Teruel y a 10 Km. de Albarracín. Su altitud sobre el nivel del mar es de 1.214 m. Su núcleo de población es de 230 habitantes

En el interior y cercanías del casco urbano, como edificio de interés arquitectónico-cultural puede citarse la Iglesia de San Bartolomé (XVI-XVII). En los alrededores se identifican diversos parajes de interés paisajístico como Fuente Juaquinilla, Fuentecillas, El Castellar, Los Chorreaderos, las Balsas y el río Royuela. En las Moyas cuenta con un yacimiento arqueológico perteneciente a la I Edad del Hierro.

Las fiestas patronales son para el 24 de agosto San Bartolomé y el cuarto domingo de septiembre la Virgen de los Dolores.

La historia de Royuela se remonta a la prehistoria; se sabe de la existencia de un poblado; perteneciente a la I Edad de hierro en la zona de las Moyas, y se han encontrado en cuevas de la rambla Capalana diversos utensilios como hachas de silex.

HISTORIA:

El devenir de Royuela esta unido a la Ciudad de Albarracín, y la primera referencia datada se refiere a la suscripción de un convenio para el reparto de las tierras conquistadas por Alfonso II de Aragón y Calveto de Biel, que dice textualmente: " En toda Roiola cum suis salmis", aludiendo claramente a la explotación situada en la Hoya Alda.

Entre los años 1208 y 1210 se funda el monasterio de Santa Maria de la orden de los Trinitarios, que impulsa la puesta en cultivo de las tierras del Val de Royuela, y se dedica a la redención de los cautivos presos por los musulmanes. Las Salinas de la Hoya Alda son un medio importante para economía de los Señores de Albarracín.

Durante muchos años, la vida social y económica de Royuela gira alrededor del monasterio, pero durante el siglo XIX se producen una serie de desamortizaciones; impulsadas por los políticos ilustrados, que hacen entrar en declive la orden de los Trinitarios en Royuela y el monasterio acaba por desaparecer, repartiendo la tierra de labor entre los vecinos.

A principios del siglo XX, las haciendas de La Torre, la Peña, el Lozano, etc.. propiedad de la burguesía, son adquiridas por los vecinos de Royuela (excepto Santa Lucia y Conejera) y se realiza un reparto de tierras de labor y del monte. Durante la guerra civil española; se incendia la masia de la Peña, y al poco de finalizar la contienda se derrumba la masia de la Torre.

FLORA:

Royuela se caracteriza por sus ejemplares de sabinas, la masa de pinar de la Sierra es mínima en Royuela. En el monte además predomina la carrasca, junto a los ríos los chopos, sargas y otros árboles de ribera.

Plantas aromáticas y medicinales como el tomillo, ajedrea, espliego, etc. inundan las primaveras y veranos con sus aromas y colores.

Cabe destacar la puccinellia pungens, planta herbácea que se puede encontrar en los afloramientos salinos de Royuela, en El Cuadrejón, La Hoyalda y Las Salinas y es una planta que sólo, además de encontrarse en Royuela y en la laguna de Gallocanta, se puede localizar en otras dos localidades más, una en Albacete y otra en Segovia. Esta planta ha hecho que el Gobierno de Aragón declare las Salinas, el Leoparde de la Torre y las demás fuentes salobres de Royuela como enclave de interés botánico, catalogado con el número 40.

En otoño y primavera se pueden recolectar hongos y setas como el Lactarius Deliciosus (Rebollón), Pleurotus eryngii (Seta de Cardo), Agrocybe aegerita (seta de chopo) entre otras variedades.

 

FAUNA:

Royuela esconde en sus barrancos, en los carrascales, arroyos y riscos, una gran variedad de animales:

En la Tierra:

Ciervos, jabalí, zorros, comadreja, tejon, conejo, liebre, corzo, nutria, rana, lagarto, lagartija, culebra, víbora, salamandra (raras veces)

En el Aire:

Perdices, turcazos, codornices, tordejas, jilgueros, alimoches, buitres, mariposas (en especial isabelina), libélulas.

En los rios:

Truchas, barbos y cangrejos (estos muy escasos).

 

   

 

 

© 2015 ©  Francisco Javier Muñoz.